Medio Ambiente solicita un informe sobre el uso de materiales de la escombrera de La Camocha en la ampliación de El Musel

El Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino ha solicitado a la Autoridad Portuaria de Gijón un informe sobre la supuesta utilización de materiales no contemplados en la Declaración de Impacto Ambiental de las obras de ampliación de El Musel. La petición responde a la denuncia de Ecoloxistes n’Aición d’Asturies con respecto al uso de material procedente de Mina La Camocha como relleno en las obras del puerto.

Según portavoces de este colectivo en el documento de Memoria Resumen, sobre el proyecto de dragado en las zonas I y II de las aguas del puerto de Gijón para la obra de ampliación del puerto (julio de 2005), aparecen, dentro de las posibles alternativas, y como opción «C», las escombreras de la Mina de la Camocha, aunque esta alternativa fue descartada. «Se hablaba en esa propuesta de un millón de metros cúbicos aprovechables como relleno a transportar por medio de camiones, atravesando barrios bastante poblados, lo que podría originar afecciones no deseables por accidentes, ruido, vibraciones, emisión de polvo e interferencias con el tráfico», según el colectivo ecologista. Tras el análisis de las posibles alternativas para la obtención de material para el relleno, se decidió que lo más favorable era el dragado.

Para más información: Europa Press

Mejora en el interior de los túneles de Pajares

El Consejo de Ministros autorizó la realización de diversas obras de mejora en el interior de los túneles de Pajares, pertenecientes al corredor Norte-Noroeste de Alta Velocidad León-Asturias. Estas actuaciones, se llevarán a cabo tanto en la provincia de Léón (Lote Sur) como en el Principado de Asturias (Lote Norte), con un presupuesto total que asciende a la cantidad de 258 millones de euros.

Entre las obras de actuación se encuentran la impermeabilización definitiva y la ejecución del drenaje de aguas, la solera del túnel, las aceras de evacuación, las canalizaciones para cables y la construcción de falso suelo en galerías y cuartos técnicos.

Para más información El Mundo